1/04/2013

Google y la propiedad intelectual

A finales del mes pasado leí una interesante noticia en la que se afirmaba que Google en 2012 ha retirado más de 50 millones de links que infringían la propiedad intelectual al facilitar el acceso y descarga de contenidos protegidos por los derechos de autor. Para ser más preciso, se detallaba que el buscador está procesando medio millón de links o enlaces al día, y retirando aquellos que efectivamente remiten a contenidos infractores de la propiedad intelectual. Se trata del servicio DMCA de Google, un servicio que el buscador ofrece y que permite que los titulares de los derechos de autor notifiquen la infracción, si bien antes de retirar el enlace, el administrador del sitio web afectado o el proveedor del contenido afectado puede presentar una reclamación contra la notificación.

Precisamente, hace unos meses, en el seno de un debate académico sobre las libertades informativas en Internet que se celebró en Madrid, en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, surgió la cuestión de cómo Google estaba haciendo esfuerzos notables, procesando y retirando enlaces a los contenidos infractores de los derechos de autor en Internet, mientras que paralelamente no acepta reclamaciones de particulares que solicitan la retirada de contenidos que afectan a la intimidad, honor y al derecho a la protección de los datos personales. 

¿Existe una doble vara de medir de Google en la retirada de resultados según se trate de motivos de copyright o motivos de privacidad?

Mi opinión, tras un interesante debate que mantuve con Yago M.-Abascal, es que ese tratamiento dispar está más que justificado por un doble motivo: primero, por la diferente naturaleza de los derechos en cuestión y en conflicto, si lo hay cabe recordar que no hay discriminación en tratar de manera desigual aquello que es diferente—; segundo, por el también dispar procedimiento de tutela de los derechos.

Respecto el primer argumento: la propiedad intelectual y los derechos a la intimidad, al honor, a la propia imagen y a la protección de los datos personales tienen diferencias notables. Los segundos son derechos fundamentales reconocidos ex constitutione o jurisprudencialmente, esto último en el caso de la protección de datos, basados en la dignidad humana y el libre desarrollo de la personalidad; mientras que existe un fuerte debate doctrinal sobre la naturaleza de la propiedad intelectual, y se observan hasta tres posibilidades: (1) que el art. 20.1.b) de la CE consagra un derecho a la creación y producción intelectual totalmente distinto y desconectado del derecho de autor STS de 9 de diciembre de 1985—; (2) que la protección del derecho moral de autor estaría ubicada en el art. 20.1.b) de la CE —STS de 3 junio de 1991—, mientras que la protección de los derechos patrimoniales y de explotación estarían recogidos en el art. 33 de la CE; (3) que el derecho de autor está protegido constitucionalmente en su integridad.

Pero lo realmente relevante es que la vulneración de la intimidad, el honor, la propia imagen y la protección de los datos personales en Internet, normalmente se produce a causa de un exceso o extralimitación de las libertades informativas. En cambio, no sucede lo mismo con la propiedad intelectual. Para que se comprenda fácilmente, la retirada de resultados a obras protegidas no lesiona, en la gran mayoría de casos, ningún derecho del webmaster, ni del autor del blog, ni del medio de comunicación, etc., ya que la publicación no está amparada en las libertades informativas. Por contra, cualquier retirada por motivos relacionados con difamación o privacidad sí requiere una valoración o ponderación caso por caso de los derechos e intereses legítimos y jurídico-constitucionales que están en juego; una ponderación que sólo pueden realizar nuestros juzgados y tribunales —lo que excluye lógicamente a los buscadores en la realización de esa tarea—.

Cualquier retirada de un contenido en Internet que eventualmente pueda afectar al honor, a la intimidad, a la propia imagen o a la protección de datos personales, en caso de conflicto con las libertades informativas, debe ser previamente autorizada por un juez o tribunal. Los particulares pueden poner en conocimiento del responsable del blog o del webmaster la ilicitud del contenido, con lo que se produciría un “conocimiento efectivo” de la misma, pero esto afectaría al responsable de la publicación en origen y en su caso al webmaster, lo que es una cuestión polémica, pero no al buscador, ya que si este retirara enlaces sin una declaración previa de ilicitud estaría llevando a cabo un acto de censura incompatible con el papel neutral que debe jugar como intermediario.

Por el contrario, en el supuesto de retirada de contenidos protegidos por los derechos de autor, como en la mayoría de los casos no existe conflicto con las libertades informativas, basta con acreditar que eres titular de un derecho y que no has autorizado una explotación del mismo ni está dentro de un límite a los derechos de la propiedad intelectual para que el buscador retire el enlace.

El segundo argumento, de carácter procedimental, es que las solicitudes de retirada de resultados por infracción de derechos de autor deben de ser remitidas siempre bajo pena de perjurio y no requieren ninguna valoración subjetiva por parte de los buscadores. Se trata, como decía anteriormente, de acreditar la titularidad de un derecho y que no se ha autorizado la explotación del mismo para evitar la difusión inconsentida de ese contenido. 

10 comentarios:

Arkanoid dijo...

Hola, me gustaría comentar un par de cosas.

1.-Desde el punto de vista jurídico, tu argumentación me parece impecable.

2.-Desde el punto de vista de la "realidad", creo que vale más el "lobby" de Hollywood que cualquier derecho de un mengano. Al final se reduce a una cuestión de poder.

3.-No obstante, en ambos supuestos -publicación de datos y de enlaces a descargas- no creo que sean los buscadores los responsables sino las páginas webs donde estén -o bien los datos publicados, o bien los enlaces-. Dejo al margen los boletines que es responsabilidad de quien insta a la publicación y no del boletín que es una mera imprenta.

Un saludo y enhorabuen por el post y el blog.

Jet_Pac dijo...

Buenas tardes.Pues si creo que haya una doble vara de medir o por lo menos que google se contradice:

¿Cómo es posible que debata la aplicación de la Directiva de Protección de Datos y en cambio trague con todas las leyes de propiedad intelectual de los países de la Unión Europea?

Para el primer caso, google está en USA. Para el segundo, en la UE.

¿Alguna idea al respecto?

PERE SIMON dijo...

Antes de nada, muchas gracias a ambos por vuestros comentarios.

Arkanoid, totalmente de acuerdo contigo en el tercer punto, si un comentario o la divulgación de un contenido es legítimo en origen, ¿por qué motivo deja de serlo cuando lo indexa el buscador? Por lo que se refiere a los boletines efectivamente la responsabilidad es de quien insta a la publicación, y en ese caso quizá la solución pasa por implementar sistemas de publicación de los boletines que respeten el principio de la privacidad en el diseño, por ejemplo, el TESTRA.

Jet_Pac entiendo su postura, pero no la comparto. A la práctica, y dejando de lado la presión sobre la elaboración legislativa, Google realiza un buen trabajo retirando enlaces a contenidos protegidos por los derechos de autor. En cambio, el buscador no puede realizar ese mismo trabajo en caso de contenidos que vulneren el honor, la intimidad o la protección de datos, dado que en un alto porcentaje de los supuestos se produce un conflicto con las libertades informativas. La libertad de expresión del responsable de la publicación, la opinión del webmaster y el derecho del público a recibir información. En ese marco, Google no puede decidir quién tiene razón; sólo lo pueden hacer los tribunales.

Jet_Pac dijo...

Entiendo lo que dices, pero dejas de lado lo que comento de la legislación.

Sí, tienes razón que ambos casos no son iguales, pero y vuelvo a insistir porque no me contestas a lo que planteo:

¿p q acepta google en un caso aplicar toda la normativa de propiedad intelectual y en cambio rechaza la de protección de datos?

Recordemos que en el segundo supuesto -protección de datos- es un argumento usado para no retirar los enlaces en las tutelas de derecho de la AEPD.

PERE SIMON dijo...

Hola Jet_Pac,

Entiendo lo que me comentas. Google acostumbra a aceptar sin quejas las propuestas legislativas sobre PI mientras que "sigue muy de cerca" todas las iniciativas que tienen que ver con la protección de los datos personales, quizá porque entiende que en muchos casos una regulación muy concreta podría afectar sobremanera la libertad de expresión y el derecho a dar y recibir información.

Es cierto que el papel del buscador durante la tramitación legislativa europea muestra una predisposición a proteger la PI y una "preocupación" por todo lo que tiene que ver con la (sobre)protección de los datos personales.

Quizá todo ello es una señal de la voluntad real del buscador. Sin embargo, a la práctica, lo que hace está jurídicamente justificado en la medida que trata de manera desigual situaciones diferentes, ya que los intereses legítimos que están en juego cambian según se trate de la PI o de la protección de datos.

Un saludo y muchas gracias por el comentario

Jet_Pac dijo...

Hola otra vez, seguimos...

Sigo sin estar de acuerdo. Google no alega en sus tutelas de derecho frases del tipo "no se ha procedido a la cancelación ya que este buscador no es quien para valorar entre información o protección de datos" sino que directamente dice que la normativa no es aplicable al estar en usa.

Y al hilo de lo que dijo el primer interviniente, todo se reduce a una cuestión económica y jurídicamente contradictoria.

Propiedad intelectual, trago por los lobbies USA (y Europeos) de cine.

Protección de datos, no hay lobby y discuto que se aplique la ley.

Un saludo e interesante debate.

Anónimo dijo...

Jet_Pac:

Lo que te inquieta es una cuestión procesal creo no demasiado compleja.

Google no está sujeto a la normativa española en materia de protección de datos. Al margen de que niegan ser responsable de cualquier tratamiento en relación con las webs que enlazan en los resultados de su buscador, no tienen "medios situados en territorio español", como exige el artículo 2.1 c) de la LOPD. Así de sencillo. La LOPD no le es territorialmente aplicable. Y es posible que tampoco materialmente. La AEPD española no es competente para ordenar a Google ninguna clase de medidas.

Por contra, Google se ve obligado por la Digital Millennium Copyright Act norteamericana a eliminar resultados de búsqueda que remitan a contenidos infractores de derechos de autor.

Del mismo modo, en materia de difamaciones y honor están sujetos, entiendo, a la Communications Decency Act, con independencia de que puedan ser demandados en España, al amparo del artículo 52.1.6 de la LEC.

Espero que te sirva de ayuda. Un saludo.

PERE SIMON dijo...

Hola Jet_Pac y Anónimo,

Es cierto que Google Spain, en las reclamaciones de tutela de derechos realizadas frente a la AEPD, siempre alega que no se le puede aplicar la LOPD ni la Directiva europea dado que los servicios de buscador los presta Google Inc desde los EE.UU.

Es una cuestión procesal, no de fondo; en cualquier caso, que el buscador alegue la primera no supone la desaparición de las razones de fondo que justifican ese tratamiento dispar, según se trate de la PI o de la protección de datos, en la retirada de enlaces.

A mi juicio, el criterio de Google acerca de la "normativa aplicable" va a ser el argumento decisivo para la resolución de la cuestión prejudicial que la Audiencia Nacional ha presentado ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En la medida que se interprete que Google Spain se limita a representar a Google Inc en el negocio que desarrolla de vender el espacio publicitario disponible en su página web, deberá concluirse que no cabe imputarle ninguna de las actividades ni consecuencias que se deriven de la actividad que ejecuta Google Inc, aunque esta empresa sea la matriz de Google Spain.

Un saludo y muchas gracias a ambos por vuestras reflexiones.

Jet_Pac dijo...

Pregunta para anónimo:

Cuando google retira un enlace que sale usando su buscador a una página .es de descargas de una película de nacionalidad española...

¿no está aplicando la ley de propiedad intelectual española?

Anónimo dijo...

La propiedad es aquello que tenemos, y todo lo que tenemos lo dejaremos de tener algún día. La propiedad intelectual seguramente también, por lo tanto, lo mejor es compartirla y Google permite que se pueda compartir más fácilmente.
Si alguien con un objetivo de lucro usa sin permiso una "propiedad intelectual" el propietario legítimo tiene que poder encontrarle (por ejemplo para poder reclamarle o pedirle una despublicación) y Google permite que eso también sea más fácil.
Lo único que se me suele ocurrir ante estas cuestiones es que muchos quieren aprovecharse injustamente y picotear (artistas, informáticos, juristas, impostores y recaptadores de impuestos).